Conócenos

APAME

Asociación Protectora de Animales Madrid Este

Sobre nosotros

QUIÉNES SOMOS

 

APAME es una asociación protectora de animales radicada en Coslada y con ámbito de acción en la zona de Madrid Este. Nacimos a comienzos del año 2015 como respuesta al gran número de animales abandonados de los municipios de alrededor, cuyo destino mayoritario es el Centro de Protección Animal Henares-Jarama. Nuestro objetivo es ayudarles a encontrar una segunda oportunidad en una familia que les brinde todos los cuidados y el cariño que merecen. Buscamos concienciar a la sociedad sobre el respeto y la dignidad de los animales para garantizar sus derechos.

 

APAME ofrece a los animales abandonados la oportunidad de encontrar una familia en la que asegurar su bienestar. Para lograrlo promueve la adopción y la tenencia responsable de animales domésticos.

 

Los animales, una vez recogidos en la calle o perrera, son llevados a casas de acogida temporales donde reciben los primeros cuidados y tratamientos médicos hasta que encuentran un hogar definitivo. El objetivo es que el periodo de tiempo que pasen los animales en casas de acogida sea lo más breve posible. Para financiar estos cuidados básicos, APAME se nutre de donaciones de particulares, de la recogida de alimentos y materiales útiles para el mantenimiento de los animales de la asociación, de la colaboración de centros especializados y de la voluntariedad de su equipo.

 

Además, la protectora también trabaja en colaboración con clínicas veterinarias y centros relacionados para brindar descuentos a socios y adoptantes y dedicar un porcentaje de la venta a la asociación.

 

A su vez, la asociación organiza actos y eventos relacionados con el sector animalista con el fin de recaudar fondos para continuar con la asociación y de dar a conocer su labor.

 

LUCHAMOS POR CONSEGUIR:

 

•Mayor esfuerzo en la concienciación respecto a la protección animal desde la infancia mediante la realización de jornadas temáticas en centros educativos.

 

•Promover en la población en general la concienciación sobre limpieza de excrementos, campañas de vacunación, identificación, sociabilización, necesidad de la adopción y la esterilización. Son más de 200.000 animales los que se abandonan cada año en nuestro país siendo sacrificado más del 70 por ciento por falta de adopciones, de medios y de espacio en los centros.

 

•Solicitar la colaboración en la búsqueda local de animales perdidos.

 

•Colaboración de las entidades para aunar esfuerzos para conseguir la adopción del mayor número de animales posibles en el Centro de Protección Animal Henares-Jarama. Así mismo, promover la difusión de estos animales por todos los medios que estén a nuestro alcance con el objetivo de obtener su mayor visibilidad.

 

•Posibilidad de voluntariado en dicho Centro, para que los animales estén mejor atendidos y puedan disfrutar de paseos y limpieza diarios, incluidos fines de semana y festivos.

 

•Reconocimiento de nuestra Asociación en el Centro de Protección Animal Henares-Jarama. Esto supondría facilitar la salida de animales ya con chip a nuestro nombre (y no a particular) así como beneficiarnos de la reducción de la tasa de adopción estipulada para asociaciones colaboradoras (mediante firma de convenio).

 

•Establecimiento del método CES (Cáptura, Esterilización y Suelta) para el control de las colonias de gatos urbanas. Creación del carnet de alimentador que mantiene las condiciones sanitarias de los animales y aporta el alimento seco que no ensucia el medio, lo cual supone zonas más limpias. Necesidad de divulgación a la población de los beneficios que supone tener controladas en cada barrio las colonias de gatos castrados mediante la esterilización y el establecimiento de un censo.

 

•Convertir a nuestros municipios es ciudades amigas de los animales velando por el bienestar de los animales y luchando contra: el abandono, el maltrato animal en todas sus formas, así como en espectáculos.

 

 

APAME se desvincula de cualquier apología política. NO apoyamos el racismo, xenofobia, homofobia ni cualquier tipo de maltrato que ponga en peligro la integridad de las personas o animales.